Acceso

Diario de los miércoles en “El Jardín de LAURA” (6/11/2019).

NUESTRA QUERIDA LAURIITA, hoy como cada miércoles no podía faltar el encuentro en tu Precioso Jardín.

Después de estos días de tanto ajetreo para honrar a tantos seres queridos que descansan en ese Precioso lugar, hoy no había nadie.

Solas de nuevo las dos con el cariño de tod@s los amig@s que cada miércoles nos acompañan en la distancia, pero con la inestimable cercanía del corazón.
Os sentimos y nos ayuda.
Miles de gracias por estar siempre ahí con vuestro cariño especialmente a nuestra LAURIITA.

Gracias también a Estela Manrique y a su GUAPO HIJO FEDE por reservar siempre se lugar en el corro de nuestra LAURIITA.

NUESTRO BRINDIS COMO CADA DÍA Y ESPECIALMENTE LOS MIÉRCOLES HA SIDO POR TÍ LAURA Y POR TODOS LOS ÁNGELES CON TODO NUESTRO AMOR

MI QUERIDA HIJA LAURA, una vez más te tengo que decir que eres increíble, como organizas todo para que ocurra en el momento justo, y es más; me iluminas de tal manera para que me fluya la naturalidad desde el corazón.

Es alucinante lo que ha pasado hoy en tu Precioso Jardín, todavía sigo emocionada de todo lo que pones en mi camino, quizás para que mi vida aquí tenga sentido.

Necesito compartirlo.
Estaba tranquilamente degustando una ensalada americana con un jamón muy rico y de repente oigo una voz a lo lejos que me llama, me di la vuelta y vi una señora joven por el césped con una maleta o bolso grande, una bolsa y flores aparentemente cansada desolada y angustiada porque no encontraba donde estaba su mamá.
Me dijo que no venía mucho porque vivía en Francia.
Que cosas LAURA donde tu naciste.

Le ayudé a buscar a su mamá le dí una botella con agua para las flores y para que limpiara todo.
Cuando terminó estaba totalmente destrozada con cara de sufrimiento, y muy agradecida se despedía.

De repente me iluminaste y le dije: “ahora le puedo invitar a comer, tengo jamón que seguro que en Francia lo echa de menos, una ensalada y un yogur”.
Con la cabeza baja me dijo: “de acuerdo, pero aquí con usted”.
“No…” le contesté, le voy a sacar una silla y se lo toma con su mamá tranquilamente.

Te juro LAURA que no me lo podía creer ella donde su mamá y yo en tu Jardín degustando la misma comida.

La comida que tenía era para Valentina de la floristería, pero estaba con gripe y me dijo que se iba para casa.
Precisamente había vendido las flores a esa señora y ella le había preguntado que donde podía comer. Le dijo que en la cafetería, pero sin más ha bajado en busca de su mamá.

Que cosas LAURA tenías que ser tú quien la invitara a comer, me ha dicho que ya te conocía que ha estado en dos ocasiones y siempre se fijó en TÍ.

Precioso todo, estas cosas me llenan el alma.

Gracias mi NIÑA, sabes que te quiero con la mayor de las locuras.

¡¡¡Eternamente tu mamá Isa!!!

www.lauranuestroangel.com

 

08:50 - Posted by Isabel

Dejar un comentario

*