Acceso

Diario de los miércoles en “El Jardín de LAURA” (27/11/2019).

NUESTRA QUERIDA LAURIITA, hoy como cada miércoles no podía faltar nuestro encuentro en tu Precioso Jardín.
Siempre pasan cosas bonitas, personas que aparecen en el momento justo para ayudarnos de alguna manera mutuamente.
Hoy un solo cuerpo y el amor en la distancia de tantos amig@s que siempre nos acompañan con el corazón.
Gracias de todo corazón por estar siempre ahí con vuestro cariño especialmente a nuestra LAURIITA.

Gracias querida Estela Manrique y a tu BELLO ÁNGEL FEDE por reservar siempre vuestro lugar en el corro de nuestra LAURIITA.

EL BRINDIS COMO CADA DÍA Y ESPECIALMENTE LOS MIÉRCOLES HA SIDO POR TÍ LAURA, Y SIEMPRE CON TODO NUESTRO AMOR PARA TODOS LOS ÁNGELES QUE SIEMPRE NOS ACOMPAÑAN EN NUESTROS ENCUENTROS.

MI PRECIOSA HIJA LAURA, quiero contarte algo que tú ya sabes, puesto que tú eres la que haces que mi corazón sienta ese dolor cuando veo a alguien sufrir, sobre todo ese sufrimiento que se siente cuando pierdes a un ser querido.

Hoy ha sido una tarde preciosa como todos los miércoles una tarde tranquila, sin apenas gente.
He comido tranquilamente, después me subido a la cafetería a por mí café y me dice una camarera que lleva poco tiempo: “¿trabajas aquí?” Le digo: “No” Y ella me responde: “Te veo muy a menudo y todo el mundo te saluda, pensé que trabajabas aquí para cobrarte el café al precio de personal”.

LAURA, le cuento tu historia y que visito tu Jardín con frecuencia, y me dice: “pues como si fueras de personal”.
Muy gracioso me he reído

Tranquilamente he bajado con el café como siempre para saborearlo en tu Jardín.
He visto un señor sentado en un banco muy triste, se me ha encogido el alma.
He seguido a lo mío un buen rato, hasta que ha empezado a refrescar, pero el señor seguía allí sentado muy afectado.

LAURA he sentido la necesidad de darme un paseo y a lo lejos saludarle, con todo su dolor me ha devuelto el saludo, le he visto tan mal que no he podido evitar acercarme a él y compartir su dolor.

MI NIÑA quiero agradecerte una vez más esa sensibilidad y decisión que siento en esos momentos, no hay duda que eres tú en mí.

Le he preguntado que a quien tenía allí. Pensé que sería su mujer u otro ser querido. Cuando me ha dicho: “a mi hija”, se me ha encogido el alma me he puesto en cuclillas para escucharle con todo mi amor.

Hemos compartido vivencias y anécdotas de su HIJA Y DE TÍ LAURA un buen rato, hasta que se me han dormido los pies de seguir en esa postura con el frío que estaba haciendo.

Con una sonrisa le he dicho me voy a sentar a su lado porque creo que no estoy tan ágil como pensaba, se ha echado a reír.

A todo esto, se nos ha hecho de noche, he visitado a su HIJA, luego corriendo he recogido la bandeja el café y he rezado como siempre me gusta.

El señor muy agradecido ha venido a visitarte y me ha comentado que ya te habían conocido en otra ocasión, pero que cuando estaba hablando con él no se podía imaginar que yo era tu madre.
Hemos hablado otro buen rato hasta que ha bajado el de seguridad, menos mal que ya me conoce y siempre baja con una sonrisa, debe de pensar que si no me avisa me quedo allí a dormir jjj. LAURA no me importaría

MI LAURIINA, GRACIAS, GRACIAS Y MILLONES DE GRACIAS POR SEGUIR A MI LADO.

¡¡¡TE QUIERO CON LA MAYOR DE LAS LOCURAS!!!

Eternamente tu mamá Isa

www.lauranuestroangel.com

 

09:07 - Posted by Isabel

Dejar un comentario

*